Artículos

Subero Isa: “Los jueces han sido muy ligeros en otorgar libertad”

DSC 0552

SANTO DOMINGO-Hace casi cinco años que el doctor Jorge Subero Isa salió de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), la que presidió desde el año 1997.

Su permanencia en el Poder Judicial por 14 años le da suficiente autoridad para, ahora desde fuera, evaluar su funcionamiento y hacer propuestas de mejoría a las deficiencias y debilidades que identifica. Accedió a conceder una entrevista en su vivienda del ensanche Naco, donde vive desde el año 1979.

Respondió diversas preguntas sin rodeos. Ante la interrogante de por qué hay tantas personas prófugas de la justicia señaló: "Creo que los jueces han sido muy ligeros en otorgar libertad condicionalÖ". Cuestionó la legalidad de la restricción impuesta por la Procuraduría de no otorgar certificación de antecedentes penales a los que tengan pendientes el pago de multas de tránsito.

A continuación la entrevista:

¿Cómo evalúa el sistema judicial?

Creo que hay un problema en todo el sistema de administración de justicia que tiene causas profundas, que necesariamente debe ser objeto de algunos ajustes. Una de ellas es la carencia de recursos económicos, aunque no es la más importante. Lo que llama la atención es que durante los 14 años que permanecimos en la SCJ permaneció fuera de la agenda pública la reforma judicial. En la actualidad lo que debe hacerse es rescatar la confianza de la ciudadanía en el sistema de administración de justicia, pero mucho más en cuanto a la confianza en los jueces, que se ha resquebrajado bastante, porque es lo que ha sido objeto de cuestionamiento internamente.

¿Hay necesidad de una cumbre?

Creo que sí, pero solamente se va a lograr un objetivo: oír la opinión de los demás. Con esta cumbre se ha dado un paso importante, ahora, no va a resolver el problema, va a ser un espacio para que las autoridades escuchen que están pensando los actores del sistema de justicia. No podemos pretender que de esa cumbre se van a resolver todos los problemas, porque en la República Dominicana todo lo mueven las fuerzas políticas. En la actualidad no creo que los políticos tengan interés en la independencia del Poder Judicial, porque no les conviene, porque todos quieren tocar las puertas el día que lo necesiten.

¿Por qué hay tantos prófugos?

Es un problema bastante complejo. Creo que los jueces han sido muy ligeros en otorgar libertad condicional como medida de coerción, sin que haya suficiente arraigo. El punto fundamental que impide la libertad de una persona es el peligro de fuga. Si una persona logra convencer al tribunal de que no se va del país no hay ninguna razón para mantenerla privada de libertad. Si los jueces dictaran más medidas privativas de libertad disminuirán la cantidad de prófugos, pero aumentaría la población carcelaria y los preventivos. Es un círculo vicioso, lo ideal y justo es buscar un equilibrio, que los jueces otorguen la libertad solamente a aquellas personas donde se ha establecido claramente que no va a eludir la justicia.

¿Qué pasa con los preventivos?

Aquí hay problema de que hay muchos presos preventivos. Las cárceles dominicanas son verdaderos infiernos, pero el sistema de administración de justicia no está en capacidad de procesar con la velocidad que requieren los casos toda esa cantidad de presos preventivos. Yo dije con la vigencia del Código Procesal Penal que el gran reto lo iba a tener el ministerio público, porque antes los jueces dictaban su sentencia con el fundamento de su íntima convicción, hoy en día ya lo importante es la prueba, que debe aportarla el ministerio público, pero no lo han dotado de recursos ni económicos, ni técnicos, ni humanos necesarios para hacer ese gran trabajo de investigación, porque la labor del ministerio público no se queda en la investigación, le corresponde el papel de vigilancia.

¿Cómo evitar los aplazamientos?

Los aplazamientos se producen regularmente porque el expediente está incompleto, o porque el abogado no va, o porque cambian de defensor. El Poder Judicial tiene a lo interno mecanismos de agilización de los procesos que lo que falta es volverlos a poner en práctica. La gente no sabe los problemas que ocasionan los aplazamientos, para los familiares de las víctimas, para los imputados, para las autoridades penitenciarias que tiene que traer los presos, y para los jueces. Los aplazamientos constituyen un cáncer en la administración de justicia.

¿Es legal negar certificados por multas de tránsito?

Cuando la ley habla de antecedentes penales no se refiere a infracciones de tránsito. No me parece justo, y es legalmente cuestionable que no pueda expedirse un certificado porque no haya cumplido con una multa que pone un AMET. Yo no creo que el espíritu de la ley sea que esas infracciones de tránsito puedan otorgarle un sello a una persona que se considere como un antecedente penal, cuando sabemos todos la irresponsabilidad de los policías de AMET, donde muchas veces para cubrir una cuota que le asignan tiene que llevar una carpeta de multas. Si me tocara la oportunidad de cuestionar por ante el Tribunal Constitucional la legalidad de esa medida de la Procuraduría, lo haría.

¿Qué criterio debe primar para renovar las altas cortes?

El mismo que se buscó en el año 1997 para escoger a los miembros de la SCJ, que fue de vistas públicas, con criterios los más alejados posibles de los intereses partidarios, y la que se usó en el año 2011, en esa primera etapa, desde octubre a diciembre, donde todos tenían la oportunidad de presentarse. La primera etapa de la convocatoria al CNM en el 2011 es el criterio que debe primar, no los resultados que se obtuvieron, porque no llenaron las expectativas favorables de la ciudadanía. Debe de buscarse personas, no que no sean políticos, porque aquí es imposible, pero que no lleven la política a las posiciones.

¿Cree que eso sea posible?

Si las fuerzas políticas lo quieren sí. El problema es que en la República Dominicana no se mueve nada sin las fuerzas políticas y a veces dos o tres personas son suficientes para hacer un conglomerado capaz de poner el país con las patas para arriba. Leonel Fernández (PLD) y Miguel Vargas Maldonado (PRD) se reunieron, en el pacto de las corbatas azules, y pusieron el país con las patas para arriba. Hoy en día no hay un interés político mayoritario en que haya una renovación completa y que se alcance los niveles de independencia que primó en la SCJ en el año 1997. Los políticos no lo van a permitir, porque en 1997 había condiciones que sí lo permitían, lo apoyaron los medios de comunicación, los empresarios, las iglesias, los políticos.

¿Piensa que el PLD impondrá su mayoría en el CNM?

De eso no hay duda. De que la va a imponer, la va a imponer, lo que no estoy seguro es de que sea para poner gente que le favorezca, pero te puedo asegurar que no van a poner a nadie que no le favorezca. El que conoce el pensamiento de ese partido, no es verdad que va a permitir que por lo menos decida quienes son los que van, no quiero decir que los que ellos recomienden van a hacer lo que ellos digan, pero sí le puedo asegurar que ellos no van a renunciar a un derecho que tienen, de designar a las personas que entiendan puedan hacer un papel que en un momento determinado le pueda beneficiar o resultar de interés.

¿Le gustaría volver a la justicia?

Primero, a mí nadie me ha hecho una propuesta, a pesar de los rumores en las redes sociales, y yo lo dudo mucho. El que me conoce sabe bien que las condiciones que pondría para ocupar cualquier posición pública difícilmente sean aceptadas, porque yo no transijo con mi honestidad, con mi independencia, con mis principios éticos, y no creo que esas condiciones ahora se encuentren para yo aceptar una posición. Yo vivo en esta casa desde el año 1979, tengo el mismo patrimonio de antes.

Y si se lo proponen, ¿lo sopesaría?

Lo pensaría por lo menos a ver de qué se trata y cuáles condiciones pudieran ser. Pero estoy dedicado al ejercicio privado de la profesión a nivel de consultoría, no voy a un tribunal, no escribo para un tribunal, no tengo toga, no tengo birrete, ni tengo disposición de asistir a los tribunales, porque después de 14 años y medio, donde todos los jueces que se nombraron, no los puse yo, pero nadie fue designado con mi oposición, ahora no voy a poner en aprieto a esos jueces donde tuve una participación tan preponderante para su escogencia.
Fuente:Listindiario.com

SANTO DOMINGO-Hace casi cinco años que el doctor Jorge Subero Isa salió de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), la que presidió desde el año 1997.

cOnecta con nuestras redes

ocoaenred facebookocoaenred twitter
ocoaenred youtubeocoaenred rss

Main Menu