RÁPIDAS

Artículos

PLD Ocoa tiene poco o nada que celebrar

Por Nóbel Mejía.-San José de Ocoa

Hay cosas que no tienen parangón en la historia, sobre todo porque se hacen inexplicables a la luz pública. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y aliados gana la provincia San José de Ocoa con un alto porcentaje y todo pareció el funeral de un pobre desconocido, de familia corta. Ni siquiera las cabezas del danilismo fueron capaces de articular una caravana, salcochada o pri pri para celebrar el histórico triunfo.

Lo antes dicho quizás tenga explicación en el hecho de que el gobernador de turno perdió su aspiración y, supuestamente, otros dirigentes danilistas se mantienen tras bambalinas luego de propinar semejante puñalada trapera. Esa situación, aunado al hecho de que al leonelismo le mataron el gallo, parece impedir una celebración de alto kilotaje. Fiesta y mañana gallo que solo se dio a nivel de fincas, entre copas, etiqueta negra y cuello blanco. A menos que se esté preparando algo colectivo para el 16 ó 17 de agosto.

Mi versión es otra: más allá del triunfo de Danilo Medina, el PLD tiene poco o nada que celebrar. En el Congreso de la República solo tendrá la representación de un Francis Mancebo que, como diputado, no tiene mucho terreno hacia donde expandir el auxilio a los muchos peledeístas que van a la orfandad. En el nivel municipal la historia es más triste, sobre todo porque solo se ha ganado las plazas Sabana Larga y La Ciénaga. Los ayuntamientos de Rancho Arriba y Ocoa quedan en manos del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y Partido Revolucionario Dominicano (PRD) respectivamente. Nizao y El Pinar pasan a control del PRM y El Naranjal sigue en manos del PRD.

El único respiro es que aquello de “gobierno compartido” implique que los compañeros del PLD coman de los ayuntamiento en Ocoa y El Naranjal. Más allá del patriotismo del bien colectivo, desconozco si el acuerdo incluye porcentajes de cargos en esas administraciones. Además, nada asegura que el PRD seguirá aliado al PLD de cara al 2020. Imagino que aquello de compartido es un anzuelo de salvamento. En todo caso, el oficialismo puede lograr puestos pero no mandará raya en esos ayuntamientos.

Los peledeístas tendrán que esperar mejor suerte en 2020 o perseguir las migajas de los contrarios. Desgraciadamente, el aparato gubernamental no puede socorrer a todos, al menos en el sentido clientelar que los dominicanos mal entendemos la política.

Hay cosas que no tienen parangón en la historia, sobre todo porque se hacen inexplicables a la luz pública. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y aliados gana la provincia San José de Ocoa con un alto porcentaje y todo pareció el funeral de un pobre desconocido, de familia corta. Ni siquiera las cabezas del danilismo fueron capaces de articular una caravana, salcochada o pri pri para celebrar el histórico triunfo.

cOnecta con nuestras redes

ocoaenred facebookocoaenred twitter
ocoaenred youtubeocoaenred rss

Main Menu