Artículos

De Cristián Diloné a Wilfredo Tejeda: serruchando el palo

Por Nóbel Mejía.-San José de Ocoa

Los resultados de las elecciones en Rancho Arriba, específicamente en la boleta B municipal, me hicieron recordar el proceso electoral del año 2010 donde el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) perdió la alcaldía de San José de Ocoa a razón de que un peledeísta serruchó el palo a la alianza PLD-Partido Reformista Social Cristiano (PRSC). Su nombre: Wilfredo Tejeda.

Parece que los partidos no aprenden la lección u olvidan con más facilidad que el pueblo mismo. En el municipio Rancho Arriba acaba de repetirse una historia similar a aquella cuando Wilfredo Tejeda presentó candidatura a través de Alianza por la Democracia (APD). Aquella aspiración cercenó la posibilidad oficialista de ganar la plaza ocoeña y el Distrito Municipal El Naranjal-Parra, dividiendo los votos peledeístas, poniendo el ayuntamiento en manos del alcalde Aneudy Ortiz Sajiun y la dirección del distrito El Naranjal en manos de Roberto Antonio Abreu (Felo), ambos del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

El Partido de Acción Liberal (PAL), aliado del PLD, decidió ir independiente en el nivel municipal en Rancho Arriba. Se presentó la candidatura del empresario Cristián Diloné Soto Mordán y esta conquistó o dividió la familia peledeísta. El actual alcalde Eduardo Mejía perdió frente a Ángel Darío Reyes “Darío Camará”, candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), con una diferencia de 82 votos, mientras el PAL obtuvo 904 votos. Se dice que la mayoría de los votos arrastrados por Diloné procedieron del PLD, razón por la cual concluimos que el mismísimo PLD sacó a su candidato de circulación, no ganó la apuesta fraccionaria y puso el ayuntamiento en manos de Darío Camará y el PRM.

Desde luego, cabe destacar que sobre Mejía pesaba un desgaste o tasa de rechazo que se advertía en diversos círculos. El paso de su familia a las filas de la candidatura del electo senador Pedro Alegría puso la tapa al pomo. Imaginamos que aquello rompió el hilo de la confianza en muchos peledeístas.

Wilfredo y Diloné estaban en su derecho de aspirar, siendo la culpa de los peledeístas que optaron por el fraccionamiento de propósitos fallidos. De cara a futuros procesos, los partidos deben mirarse en ese espejo. Hay que buscarle la vuelta al caso de aliados y candidaturas que dividan partidos. La lección es que la mayoría de estos fraccionamientos son potencialmente fallidos para las filas originales y las adoptadas.

Recuerdo que el PLD aplicó matemática e inteligencia cuando desmontó la candidatura de Fernando Castillo en 2010 agenciándose al PAL como aliado. Aunque a fin de cuentas perdió a causa de Wilfredo y la APD.

Los resultados de las elecciones en Rancho Arriba, específicamente en la boleta B municipal, me hicieron recordar el proceso electoral del año 2010 donde el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) perdió la alcaldía de San José de Ocoa a razón de que un peledeísta serruchó el palo a la alianza PLD-Partido Reformista Social Cristiano (PRSC). Su nombre: Wilfredo Tejeda.

cOnecta con nuestras redes

ocoaenred facebookocoaenred twitter
ocoaenred youtubeocoaenred rss

Main Menu