Artículos

Piedras para su propio tejado

ASDROVEL-TEJEDAO

Por: Asdrovel Tejeda

El senador Carlos Castillo ha hecho un excelente trabajo desde su posición en el Senado y debo confesar sin ningún tipo de rubor, que me sorprendió agradablemente sus dotes intelectuales a la par que su discurrir político, la claridad de sus ideas y la profundidad, vasta, de las necesidades de la provincia y el modo de paliarlas.

Me parece un hombre de honor, hijo de un hombre honorable, patriota por demás y con el valor de muchos concentrados en el. Entiendo que entiende y valora los alcance de un pacto político en lo inmediato y lo que puede ser en el futuro, no tan lejano. Le creó un hombre de palabra y con el sentido de la honradez.
Lo que no entiendo, entonces, es que permita el daño que uno de sus allegados, algunos me dicen que su jefe operativo de campaña, le hace de manera gratuita, empeñado en enterrarlo políticamente de cara al futuro
Porqué estimó que el senador entiende que en política cuatro años son dos días y medio. Se le hace daño, no sé si el infractor lo entiende, no creo que tenga esa capacidad, sobre todo cuando usa los medios electrónicos con su nombre y sus opiniones dirigidas a sus iguales, apoyando el candidato del partido opositor a la alianza.
Que es su hermano, me dirían; pues que tenga la gallardía y las gónadas de renunciar y asumir el trabajo del candidato del PRM, pero que no lance piedras cobijado debajo del senador, al que le empaña su gestión y su futuro político de alcance nacional con la defensa de un partido contrario al que lo lleva. Alguien debe enseñarle a ese señor, "jefe operativo", lo que es un pacto de honor y lo que es un caballero cuando empeña su palabra, porque aunque él no lo sepa, empaña de gravedad al senador cuando dispersa sus infundios en aras de lograr el objetivo local, cuando con su miopía y su falta de visión política no entiende, ni tiene la capacidad de entender, que hay otros espacios mayores.

Por: Asdrovel Tejeda El senador Carlos Castillo ha hecho un excelente trabajo desde su posición en el Senado y debo confesar sin ningún tipo de rubor, que me sorprendió agradablemente sus dotes intelectuales a la par que su discurrir político, la claridad de sus ideas y la profundidad, vasta, de las necesidades de la provincia y el modo de paliarlas.

cOnecta con nuestras redes

ocoaenred facebookocoaenred twitter
ocoaenred youtubeocoaenred rss

Main Menu