Artículos

Agricultores ocupan sala de operaciones de la presa de Valdesia en reclamo de carretera

marcha-carretera

Más de 300 agricultores ocuparon la sala de operaciones de la presa de Valdesia en reclamo de que el gobierno reconstruya la carretera Peravia-Valdesia que está en completo deterioro y los productos se pierden porque no se pueden sacar a los mercados.

Luego de una asamblea donde participaron cerca de 600 personas, celebrada en Iguana, Baní, los comunitarios decidieron partir de ahí mismo para la presa y ocupar sus instalaciones para llamar la atención del ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, quien no ha atendido los reclamos.

Los agricultores agrupados en el Bloque de Productores y Asociaciones Peravia-Valdesia y respaldados por grupos comunitarios de otras zonas de Baní permanecieron durante tres horas en la sala de operaciones reclamando del gobierno atender el llamado a reconstruir la carretera.

Luego de varias horas de conversaciones con un coronel de la Policía que fue enviado desde San Cristóbal, con un general encargado de seguridad de las presas y con ingenieros que trabajan allí, los agricultores aceptaron desalojar las instalaciones y acoger la propuesta oficial de ir mañana en comisión a tratar de buscar una solución al problema.

El agricultor César Ramírez, vocero del Bloque de Productores, advirtió que si el gobierno no atiende sus reclamos, la próxima lucha será más contundente y al final tendrán que reconstruir los 18 kilómetros de carretera que faltan.

Los miembros de la Policía que acudieron al lugar equipados con fusiles, escopetas, pistolas y bombas lacrimógenas, se mantuvieron observando de cerca la protesta que en todo momento fue pacífica, mientras el coronel negociaba con los dirigentes del Bloque de Productores.

Más de 300 agricultores ocuparon la sala de operaciones de la presa de Valdesia en reclamo de que el gobierno reconstruya la carretera Peravia-Valdesia que está en completo deterioro y los productos se pierden porque no se pueden sacar a los mercados.