Artículos

Quirino y Leonel: El Don contra el líder

danielariasabaocoa

La identidad de Quirino y la campaña sucia

Por Daniel Arias Abad

Quirino Ernesto Paulino Castillo, conocido ex-narcotraficante dominicano, quien cumplió condena en una Cárcel Federal de los Estados Unidos de América, ha causado revuelo en el país por sus alegatos públicos en contra del ex-presidente Leonel Fernández Reyna. Me gustaría hacer un pequeño análisis de los detalles de este evento y haciendo uso de la lógica o el sentido común.

La primera reacción de la carta publicada donde Quirino le exigía a Leonel Fernández el pago de una supuesta deuda entre ellos de unos 200 millones de pesos que el primero le había proporcionado al ex presidente a título de inversión desde el año 2002 hasta el 2004, fue la de desacreditar la titularidad de la carta, alegando los defensores de Leonel que la misma no había sido escrita, mucho menos enviada, al gran Líder Peledeísta Leonel Fernández.

Esta defensa no tardó mucho en desmoronarse al comprobarse a través de una llamada al prestigioso programa radial El Gobierno de la Mañana, que ciertamente la persona que escribió la carta fue Quirino Paulino. Esta llamada también fue atacada, llegando a decir el abogado de Quirino, Carlos Balcácer, que esta no era ni la voz ni la actitud de su cliente. Este alegato fue destruido por la llamada en conferencia que sostuvieron Quirino, Balcácer y Salvador Holguin, donde Quirino le confirmaba a su abogada que sí era él quien había llamado y escrito la carta. Esta llamada fue grabada y presentada ante los medios de comunicación. La identidad de Quirino fue confirmada con anterioridad a la publicación de la carta por Salvador Holguín al exigirle copia de cédula de Quirino, la carta firmada por éste, y además la carta lleva un número de registro de la cárcel desde donde fue enviada.

Además de todo esto, la exactitud de los detalles que expresó Quirino, confirmados algunos por Soto Jiménez (ex Secretario de las Fuerzas Armadas), Soto Hatton (Coronel que investigaba a Quirino) y la ex Secretaria de Educación Milagros Ortiz Bosch, le otorgan cierto grado de credibilidad, por lo menos de que sí es él quien habla, pero ya el asunto de la identidad está resuelto.

Luego de confirmada la identidad del ex capo, la siguiente estrategia de defensa es vincular las acusaciones al ámbito político, como quiso hacer Carlos Peña en el Gobierno de la Mañana al tratar de vincular a Quirino con Hipólito Mejía para pasarle la papa caliente a otro político. Es lamentable que lo que importe no es que haya tenido relación o no con Leonel, sino que tambíen las tuvo con otro político. Si las tuvo con Hipólito o con otro es justo que también se investigue, pero por el momento sólo se ha mencionado a Leonel Fernández en el asunto.
Importa poco en realidad si es Hipólito, Miguel Vargas, Danilo Medina, La DEA, Bacho, los Haitianos, La USAID, Los Fruteros o Los Choferes de Juan Hubiere que estén motivando a Quirino para que diga tanto y con tanta precisión, lo que importa es lo que se está diciendo y lo que deben hacer las autoridades al respecto.

CREDIBILIDAD DE QUIRINO Y DEFENSORES DE LEONEL.

La credibilidad de Quirino se ha puesto en duda dada su condición de ex convicto federal, alegando además, ya que está probado que sí es Quirino quien habla, que éste está siendo manejado por opositores políticos del Gran Hermano, digo del gran Líder.

Esta actitud era de esperarse. Cuando escuchaba la entrevista de Quirino en la Z101, me preguntaba ¿Con qué teoría defenderán "los Vinchos" a Leonel Fernández? Seguro culparán al gobierno del 2000 al 2004 como siempre han hecho con todos los males sociales y políticos que existen en el país. Los Vinchos, por su condición de especuladores genéticos y a causa de la realidad paralela que existe en sus cabezas, siempre inventan alguna historia fantástica para los fanáticos de la ficción.

La expresión más común para los que no tienen argumentos para defender su posición es atacar a la persona con la cual debaten en vez de enfocarse en lo que plantea. Por eso vemos como se ha popularizado recientemente la frase "no tiene credibilidad moral" por parte de los defensores de Leonel Fernández en referencia a Quirino Ernesto, como si la verdad fuera exclusiva de cierto grupo social, como si no tuviera importancia lo que un narco traficante tiene que decir acerca de sus negocios ilícitos y sus asociados.

Para explicar esta estrategia contraria al razonamiento adecuado es bueno definir limitativamente la falacia lógica ad hominem:

En lógica se conoce como argumento ad hominem (del latín, "contra el hombre") a un tipo de falacia (argumento que, por su forma o contenido, no está capacitado para sostener una tesis) que consiste en dar por sentada la falsedad de una afirmación tomando como argumento quién es el emisor de esta. Para utilizar esta falacia se intenta desacreditar a la persona que defiende una postura señalando una característica o creencia impopular de esa persona.

Es repugnante observar al Ministro de Interior y Policía, Monchy Fadul, decir de antemano, sin investigar nada, sólo porque se trata de su líder político, que todo lo que se ha dicho en contra de Leonel es falacia y que va a investigar quién está detrás de estas declaraciones. República Dominicana está en un estado de putrefacción tan avanzado que ya no hace falta disimular o fingirle al pueblo que se harán las cosas de manera correcta , aunque se hagan al revés, como lo haría cualquier corrupto y manipulador de un país que se respete, con un pueblo al que los políticos le teman.

El Procurador General de la República, quien aunque en algunos casos ha demostrado voluntad para combatir a la cúpula política de cuello blanco, en este caso ha demostrado su carácter tibio y ocasional, acatando órdenes superiores, para ni siquiera referirse al tema y mucho menos recibir a Quirino en su despacho quien de seguro tiene pruebas más contundentes contra Leonel que las innumerables páginas de pruebas contra Felix que tenía la Procuraduría.

Danilo Medina, Presidente que es catalogado por muchos como el mejor Presidente que ha pasado por el país, no porque posea cualidades extraordinarias a lo Mandela o Mujica, sino porque sus predecesores son, salvo extraordinaria excepción, de lo peor que puede ofrecer Dominicana como clase política. Aun con este calificativo, y a pesar del avance que ha generado con algunas de sus políticas de Estado, no está dispuesto a renunciar a su lealtad partidaria y se convierte en otro más que le da la espalda al pueblo cuando "la cosa se pone agria", y así demuestra su apoyo públicamente a quien lo ha pisoteado y traicionado desde su contienda en el 2000 contra Hipólito Mejía, visitando la casa de su presidente de partido Leonel Fernández, asegurándole probablemente, que no tema a nada que no habrá ninguna consecuencia con estas declaraciones inoportunas de Quirino Paulino. Hay que recordar que este Presidente es el mismo que dijo que "el que coge dinero sucio es porque quiere" con una explicación que se ajusta al sentido común general y que está documentado en una entrevista del 2009. Este es el presidente que al tomar el poder dijo que "investigaría las denuncias de corrupción por el simple rumor público", aunque al nombrar a cargo de dicha tarea a Vincho Castillo ya uno debió hacerse la idea que esto era sólo palabras al viento.

Los demás defensores, aunque irrelevantes desde el punto de vista de influencia legal o política, se han identificado con sus acciones de defensa irracional en favor de Fernández como fervientes segunderos de la corrupción. Gente que apoya todo lo que haga su líder sin hacer uso de su razón, gente que ha empeñado su cabeza para engrandecer su bolsillo, para "asegurarse". Éstos, que a veces son candidatos y a veces son funcionarios, deben calificar de inmediato para nuestra lista negra, deben estar sus nombres con un no votar al lado en nuestro calendario del celular para que una campanita nos recuerde sus actitudes el día de las próximas elecciones.

Leonel Fernández lleva dos décadas engañando al país con sus dotes intelectuales y su megalomanía descontrolada, ha defraudado todo por lo que luchaba su mentor Juan Bosch, y se ha salido con la suya con todos sus delitos y desfalcos conocidos (Arturo del Tiempo, Horacio Canó, Figueroa Agosto, Plan Renove, Sund Land, etc) y desconocidos.

Hoy se aprovecha de esa ignorancia promovida desde arriba que arropa al pueblo dominicano y que lo hace tan manipulable, pero llegará el momento en que hasta los aduladores dirán basta y entonces surgirá un cambio, porque como diría una gran mente latinoamericana:

"Se puede mentir a pocos mucho tiempo, se puede mentir a muchos poco tiempo, pero no puedes mentir a todos todo el tiempo".

Quirino Ernesto Paulino Castillo, conocido ex-narcotraficante dominicano, quien cumplió condena en una Cárcel Federal de los Estados Unidos de América, ha causado revuelo en el país por sus alegatos públicos en contra del ex-presidente Leonel Fernández Reyna. Me gustaría hacer un pequeño análisis de los detalles de este evento y haciendo uso de la lógica o el sentido común.

disponiblebajoocoaenred

cOnecta con nuestras redes

ocoaenred facebookocoaenred twitter
ocoaenred youtubeocoaenred rss

Main Menu