Hipólito Vs. Leonel; “Constructores herederos de la estructura del sub-desarrollo” I de II
Escrito por Henry Pujols   
Lunes, 01 de Agosto de 2011 22:45

Hipólito Mejía y Leonel FernándezHipólito Mejía y Leonel FernándezPor Nerys F. Ramirez

Ambos, PLD y PRD en su momento se sirvieron de las acciones Balaguerista, para el PLD fue el apoyo directo en 1996 y para Hipólito fue la omisión de la participación del partido rojo en una posible segunda vuelta electoral en el 2000. Esta facilito, junto a otros factores internos del PRSC, la formación de una estructura bipartidista en la historia política contemporánea. No obstante a ser un sistema bipartidista la "supuesta" ideología política de corte socialdemócrata del PRD y la posición centro izquierda de corte socialdemócrata del PLD se han quedado relegada al papel,

es decir, no existe una ideología o una corriente del pensamiento que permita distinguir entre ambos partidos y ambos han manejado la economía a partir de políticas ortodoxa de control de metas de inflación con un manejo socioeconómico paternalista y clientelistas.

Algunas características se consagran en ambos gobiernos, donde la concentración de poder del ejecutivo (gobierno central) unido a la inercia social vigente en el país les ha permitido, a ambos gobiernos, manejar sus políticas económicas sin encontrar oposición importante alguna. A partir del año 2000 La economía ha crecido sostenidamente a un ritmo promedio del 5.4%, la dinámica económica promovida en este periodo ha posibilitado la expansión de las actividades de servicios, amparados en el sorprendente sector comunicaciones e intermediación financieras y acompañada de la perdida de participación de la producción industrial y agropecuaria amparado en un agotamiento del modelo de zona franca y disminución de la formación bruta de capital (inversión). Mientras se mantiene una desigualdad entre las más elevadas de la región y los niveles de pobreza no se han podido reducir al nivel del 2002, antes de la crisis financiera. Todo esto en un contexto externo ahora más vulnerable e inestable.

Esta estructura facilita la expansión de la informalidad económica y limita la capacidad de la economía de absorber la población disponible para trabajar. Además, permiten el desarrollo de políticas sociales coyunturales y populistas que dinamizan aspectos individuales de la economía, pero reproducen el ciclo de la pobreza, es en esta coyuntura que "el papel del estado ha estado limitado a la reproducción de la estructura sub-desarrollada de la Rep. Dom." Esta situación permite el deterioro de la balanza de cuenta corrientes que se ha recrudecido en los últimos 4 años del PLD.

Contexto económico de ambos gobierno

El PLD ha enfrentado una coyuntura económica externa inestable, mientras que el PRD tuvo que hacer frente a una crisis financiera interna que impacto más directamente el PIB por su rápida transferencia al sector real de la economía, es decir, la crisis del 2003 se contagió más rápido a la producción nacional, en esa ocasión las autoridades del PRD emitieron una cantidad importante de dinero para salvar el sistema bancario nacional, por medio del mantenimiento de la confianza de los ahorrantes y con la finalidad de evitar un pánico bancario que se tradujera en un retiro en masas por parte de los ahorrantes, no obstante la rápida emisión monetaria sobre calentó la economía ya golpeada por un sistema crediticio restringido y posibilito la depreciación del tipo de cambio y un proceso de inflación generalizada. Por otro lado este gobierno priorizo los sectores primario del país y manejo un déficit comercial menor al gobierno actual. No obstante enfrento serios desequilibrios macroeconómicos y desajustes sociales que dio al traste con el ingreso al poder del PLD.

Sin bien la economía durante del PLD no ha enfrentado crisis internas más allá de las originadas por factores externos como la crisis de los alimentos, aumento de los precios del petróleo, la crisis inmobiliaria y la reciente crisis de la de las deudas mundiales, el PLD ha manejado una cantidad inmensa de recursos que se han tendido a concentrarse en los centros urbanos más grandes del país, tanto por la política de gasto público e inversión estatal como por la dinámica de la economía dominicana. La inversión en infraestructura en las principales ciudades del país, junto a la estabilidad económica, son logros abanderados de este gobierno,

no obstante el crecimiento de la deuda y la incapacidad de la economía de crear empleo así como el estancamiento de los indicadores sociales que no parecen reducir brechas respecto a otros países y nos crean las bases para la permanencia del sub desarrollo pese al sostenido crecimiento vivido durante este gobierno.

Hipólito Vs. Leonel; “Constructores herederos de la estructura del sub-desarrollo” I de II
Última actualización el Lunes, 01 de Agosto de 2011 23:05
 

Más de Nerys....

¿Diluvio de agua o de mentiras?
Por Brandy Calderón El diluvio es una historia creída al 100% por los creyentes, quizás muchos t...
La constitución infantil, una buena iniciativa para los niños y niñas
Por: José Emmanuel  Báez Diaz La iniciativa de la cámara de diputados de tomar en cuenta a los ...
¿Solución O empeoramiento?
Por Yirmy Herrera ¿El cierre de los negocios del alrededor del parque Libertad de esta provincial,...
Familiarizándonos con la globalización
Por Emmanuel Báez Díaz En sus inicios el término de la globalización (anglicismo derivado de la...

Participa...

¿Cree Usted que el gobierno tiene disposición para continuar la carretera Ocoa-Piedra Blanca?

espn-deportes-ocoaenred