La Salud o la comodidad

José Ramón Mordan

Por José Ramón Mordán

Si seguemos con el deterioro del ambiente, en poco tiempo en el fondo del mar habrá más plástico que peces o mejor dicho más plástico que las especies que habitan en el mismo.

Pero no se sienta tan extraño que eso mismo está pasando también en la tierra por el grado de irresponsabilidad de los ciudadanos, unos como responsables directos y otros por hacer caso omiso a tan deshonesta práctica.
Hay que concienciar la humanidad para usar la menor cantidad de plásticos posible, llámese fundas, plastos Vasos. Cubiertos, botellas entre otros.
Sería importante que sepamos cuánto dura el plástico para degradarse este material en la en la tierra y el agua.
En la tierra, se calcula que el plástico tarda entre cien y mil años en descomponerse, por lo que está considerado un material de descomposición muy lenta y a largo plazo. Una botella de plástico por ejemplo tarda 500 años en desintegrarse, aunque si está enterrada este tiempo se prolonga aún más.
Además de ser un proceso tan lento, las botellas y demás objetos de plástico alojados en los campos quedan enterrados fácilmente y no son alcanzados por la luz solar. Lo que hace que esta puede durar miles de años sin degradarse. ¿Vale la pena su continuo?.
En el agua sin embargo, la fotodegradación si es rápida en los océanos. Un estudio de la Universidad de Nihon (Japón) concluyó que una botella de plástico puede descomponerse en el océano en poco más de 1 año.
Aunque a priori pueda parecer un buen dato, la fotodegradación del plástico en los mares produce compuestos muy tóxicos, como el bisfenol A o poliestireno, que acaban siendo ingeridos por los animales acuáticos y contaminan el agua llegando de nuevo al humano. Son estos derivados invisibles del plástico los que suponen el principal peligro de la contaminación por plásticos.
Por ahora, lo mejor que se puede hacer con las botellas y envases de plástico es reciclarlos de forma apropiada para que se puedan reutilizar y no terminen siendo arrogadas en lugares inadecuados.
Sé que estamos prefiriendo en ciertos modo la facilidad y la comodidad, por la salud, dicho de otra manera preferimos estos embaces por no limpiar los que son de otro tipo de material que son menos contaminante. Igual está pasando con algunos alimentos en la dieta diaria que por los mimos factores (facilidad y comodidad) preferimos las comida rápidas o chatarra, par rapidez y facilidad con que la que podemos adquirir o preparar en la casa, perdiendo de usar productos naturales no contaminados. Reflexionemos hay tiempo todavía, para elegir entre la Salud o la comodidad. ¿Debemos continuar con esta práctica?.

Si seguemos con el deterioro del ambiente, en poco tiempo en el fondo del mar habrá más plástico que peces o mejor dicho más plástico que las especies que habitan en el mismo. Pero no se sienta tan extraño que eso mismo está pasando también en la tierra por el grado de irresponsabilidad de los ciudadanos, unos como responsables directos y otros por hacer caso omiso a tan deshonesta práctica.

banneredesurinterno

educacion-20-mil-becas

ocprimo-richar-mejia-360x210

Más Opiniones

La noche de los cuchillos

La noche de los cuchillos

Por: Asdrovel Tejeda

Todo organismo tiene un lugar que representa lo más

Fafo y Fernando: entre papeletas y solidaridad

Fafo y Fernando: entre papeletas y solidaridad

La guerra por la alcaldía ocoeña

Por Nóbel Mejía.-San José de Ocoa

Viendo lo

Mucho dinero para préstamos ¿Y…?

Mucho dinero para préstamos ¿Y…?

Por:Felipe Ciprián
Las reglas del mercado libre pueden funcionar muy bien, pero

Duplicidad en nómina: asunto viejo y sistemático

Duplicidad en nómina: asunto viejo y sistemático

Por Nóbel Mejía.-San José de Ocoa

A propósito del revuelo que ha causado la

Carlos Castillo: una de pocas señales de vida

Carlos Castillo: una de pocas señales de vida

Por Nóbel Mejía.-San José de Ocoa

Desde que el exsenador Carlos Antonio

 

cOnecta con nuestras redes

ocoaenred facebookocoaenred twitter
ocoaenred youtubeocoaenred rss

Main Menu