Principios y Valores: Entrevista a Milcio Mejía Publicidad Huracán MARÍA - Síguelo en VIVO

Legendarios peloteros dominicanos de los años 40 y 50 eran descendientes del prominente político banilejo

Marco-Soto-Tejeda

Por: Marcos Soto Tejeda
La trilogía de hermanos Lucas, compuesta por José Saint-Clair, alias Pepe Lucas, Luis Saint-Clair, alias Guiguí Lucas, y Víctor Saint-Clair, alias Papito Lucas, eran hijos de Florencio Objio Garrido, quien a su vez era hijo José Joaquín Objio Bernal. La madre de estos destacados jugadores se llamó María Saint-Clair, natural Saint-Thomas, Islas Vírgenes, y por ella todos llevan su apellido.

José Joaquín, vendría siendo el abuelo paterno de los hermanos Lucas. Este último desarrolló una vida política muy intensa en San José de Ocoa, a mediados del siglo XIX, llegando a convertirse en el fundador del ayuntamiento de Ocoa , y además fue alcalde Constitucional de la común, en dos oportunidades, primero en el año 1861 y posteriormente en el año 1877. También formó parte del Consejo de Notarios de esta comunidad. Por su participación en la contienda de 1844, alcanzó el título de Prócer de la Independencia.
La trayectoria deportiva de estos legendarios peloteros dominicanos, la detallamos brevemente a continuación:
Pepe Lucas. Este era el mayor de la trilogía, fue uno de las grandes estrellas del beisbol dominicano. Su carrera deportiva está llena de capítulos gloriosos. Tuvo el honor de haber bateado de cuadrangular en todos los estadios donde jugó pelota. Fue el protagonista del famoso jonrón que hizo ganar al equipo de Santurce por primera vez, en la pelota profesional de Puerto Rico, en el año 1951. Dicho jonrón fue bautizado con el nombre de Pepelucaso, en homenaje al pelotero dominicano. A este último se le consideró como el máximo productor de cuadrangulares en los años 40 y 50, y la mejor primera base defensivo de todos los tiempos en la Republica Dominicana. En la pelota profesional dominicana jugó con los Leones del Escogido, y después de su retiro fue coach de la línea de primera base gran parte de su vida.
Guiguí Lucas. Nació en Santo Domingo, en el año 1917. Fue el segundo de la trilogía de los hermanos Lucas. Por su excelente defensa y habilidad para manejar los lanzadores, fue elegido en dos ocasiones como el mejor receptor de todos los tiempos. Se mantuvo en el beisbol profesional durante más de 20 años (1939-1959), jugando en los torneos de beisbol profesional de las ligas dominicana, venezolana, panameña, cubana, puertorriqueña y mexicana. Igualmente se destacó en las series mundiales de beisbol amateur, participando con la selección dominicana. Por su corpulencia física fue bautizado con el apodo "El Americano", también se destacó por los largos batazos que conectaba.
Papito Lucas. Era el menor de la trilogía, nació en Santo Domingo en el año 1924 y murió a los 24 años de edad, en la tragedia de Rio Verde, en el año 1948. Mayormente jugaba la tercera base, sin embargo, también se defendía en los jardines. Formó parte de la selección dominicana que participó en la V Serie Mundial de Beisbol Amateur, celebrada en la Habana, Cuba, en el año 1942. Cuando encontró la muerte, jugaba con el equipo de Santiago, en el torneo regional de beisbol amateur clase A, del año 1948. Vio acción brevemente en el beisbol profesional de la liga venezolana, con el equipo de los Patriotas de Venezuela. Tenía futuro en el beisbol, sobre todo por su agresividad en el bateo.

La trilogía de hermanos Lucas, compuesta por José Saint-Clair, alias Pepe Lucas, Luis Saint-Clair, alias Guiguí Lucas, y Víctor Saint-Clair, alias Papito Lucas, eran hijos de Florencio Objio Garrido, quien a su vez era hijo José Joaquín Objio Bernal. La madre de estos destacados jugadores se llamó María Saint-Clair, natural Saint-Thomas, Islas Vírgenes, y por ella todos llevan su apellido.

banneredesurinterno

educacion-20-mil-becas

Más Especiales

Alexis Mateo: hoja de vida, obra y trayectoria de un exalcalde

Alexis Mateo: hoja de vida, obra y trayectoria de un exalcalde

Por Nóbel Mejía.-San José de Ocoa

El grupo ocoeño de WhatsApp Principios y

Ocoa ha cambiado, pero sus valores y sus orígenes no se pueden perder.

Ocoa ha cambiado, pero sus valores y sus orígenes no se pueden perder.

Por: Wilfredo Tejeda Castillo

Primera Parte

Lo primero es dejar claramente

Una mirada cercana a Milcio Mejía (segunda parte)

Una mirada cercana a Milcio Mejía (segunda parte)

Un recorrido por las vivencias, el saber y la historia de un ocoeño ilustre

 

cOnecta con nuestras redes

ocoaenred facebookocoaenred twitter
ocoaenred youtubeocoaenred rss

Main Menu