“Yordano Ventura estaba perdido en la carretera Rancho Arriba –Juan Adrián”

YORDANO-Y-SU-YIPE-ACCIDNETE

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
JUAN ADRIÁN, República Dominicana - Ascendiendo en las nubes, abruptamente bajando en espiral y tejiendo a través de llanuras llenas de cráteres inundados, el camino de 30 millas de San José de Ocoa a Juan Adrián es ampliamente conocido por ser traicionero.

Un local le dirá que 50 personas han muerto en el último año en la nueva segunda mitad de la ruta desde Rancho Arriba, un número del que las autoridades se burlan incluso reconociendo que el número de muertos se eleva de manera rutinaria.

El pasaje está lleno de todo tipo de señales de precaución. Suplican a los conductores que toquen sus bocinas moviéndose en curvas ciegas y les imploran que reduzcan la velocidad y bajen la marcha y enciendan las luces incluso a la luz del día y "Proteja su Vida" usando cinturones de seguridad.

"No es un secreto que es un camino peligroso", dijo el coronel Diego Pesqueira, de la Autoridad Metropolitana de Transporte, añadiendo: "Es un camino que la gente sabe que no debe conducir después de oscurecer".

Sin embargo, en esta carretera imperdonable, en gran parte sin luz y envuelta en la niebla, aquí condujo un Yordano Ventura descuidado entre aproximadamente las 3 y 5 a.m. el 22 de enero.

Después de un festival en Ocoa con sus amigos, el lanzador de los Reales de 25 años tomó un camino que nunca había conducido antes en el jeep levantado, cuya alta suspensión preocupaba a algunos que lo conocían.

Desdeñando el cinturón de seguridad como de costumbre, intercambió intermitentemente llamadas con su esposa, María del Pilar Sangiovanni.

Según una captura de pantalla del registro de llamadas de teléfono celular de ella que proporcionó a The Star, ellos hablaron por última vez a las 4:23 antes de colgar para buscar una mejor señal de GPS. Estaba perdido, dijo, en el camino a su casa en Constanza, a más de 50 millas de distancia.

Poco después, navegó por la curva en horquilla a la izquierda en Arroyo Malo y condujo a través de un giro desviado a la derecha derecho antes de perder abruptamente el control del Jeep.

Zigzagueando y tratando de corregir, la policía dijo, él derrapó sobre las tiras de la pista previstas para proporcionar tracción y alertar a los conductores, cruzando una señal de precaución hacia una verja de protección se volcó.

Ventura murió con el impacto. Está pendiente un informe toxicológico.

Pesqueira, portavoz de la agencia que investiga el accidente, dijo que Ventura murió porque las bolsas de aire en el Jeep nunca se desplegaron. Fotos oficiales de la policía sobre el coche que fueron vistas por The Star muestran un volante intacto.

El Jeep, detallado en azul real y embellecido con "YVentura" en su parrilla delantera y apoyacabezas, no era la primera opción de Ventura para viajar esa noche. Lo usó porque había tenido un accidente menor en su Cadillac SUV días antes y porque su más práctico Toyota Corolla estaba sin gasolina, dijeron dos amigos.

Pero el Jeep era el vehículo más asociado con él. Tenía la intención de hacer una ostentación acerca de un joven que había demostrado cierto talento para el espectáculo.

"Todo el mundo sabía de quien era el Jeep cuando él lo manejaba", escribió MC Customs de Miami en material publicitario después de entregarlo a Ventura entre su firma de una extensión de contrato de cinco años y $ 23 millones en abril de 2015 y los Reales ganando la Serie Mundial de 2015.

MC Customs, que declinó comentar para esta historia, en su literatura incluso llamaría al Jeep un "amuleto de la buena suerte".

Pero su extravagancia simbolizaba una línea divisoria en el arco de la vida de Ventura.

"La vida pasó demasiado rápido para él", dijo Víctor Báez, quien como director de la Academia de Reales en la República dominicana supervisó la prueba oficial de Ventura en 2008 y luego lo mantuvo durante 18 meses en la academia. "Él no estaba preparado".

Mientras Ventura recientemente parecía estar saliendo de un momento de angustia - estaba en la mejor forma de su vida - muchos de ellos comparten el mismo lamento:

Demasiado, demasiado pronto.

En el último año de su vida, él se alejó de su madre, con quien habló por última vez el 14 de febrero de 2016, se casó con una mujer que ya estaba casada, y experimentó una serie de episodios extraños que involucraban a Sangiovanni que parecerían exagerados en una telenovela

Un hecho, sin embargo, fue más que un simple drama.

En marzo de 2016, Ventura fue trasladado a un hospital de Arizona tras una sobredosis de medicamentos. Sangiovanni dijo que había intentado suicidarse, aunque algunos cercanos a él son escépticos sobre esa conclusión.

Lo que fuera que pasara ese día, la vida personal de Ventura se había complicado para el joven de un remoto pueblo turístico dominicano.

"No creo que fuera fácil para él salir de Las Terrenas y entrar en todo lo que logró", dijo el viejo amigo Abel Padilla. "No todo el mundo puede manejar ese tipo de presión".

Ventura expresó esa carga poco después de firmar su extraordinario acuerdo.

Cuando estaba en casa para el All-Star Break en 2015, Orlando Sarante recuerda haber escuchado a su amigo de largo tiempo - conocido por los residentes de Las Terrenas como Yafelín, no Yordano - añorando los días en que era un pobre adolescente que trabajaba para la ferretería de su abuelo y laborando en la construcción.

"A veces desearía estar aún conduciendo por la ciudad en el camión de mi abuelo", Sarante lo recordó diciendo recientemente, "'y que yo no era Yordano Ventura'".

Alguien que parecía tener todo, alguien que prosperó entre sus compañeros de equipo y en el campo, luchó para hacer frente a algunas de las ramificaciones de su éxito.

"Es difícil hablar de él, pero aquí está la cosa: Yordano ya no nos pertenecía", dijo el tío de Ventura, Rubén Hernández. "Él pertenecía al mundo".

¿En quién podía confiar entre todas las nuevas voces y rostros y las personas de medios sociales que se lanzaban sobre él?

"Para nuestros jugadores", dijo Báez, "es difícil juzgar por qué alguien se está acercando a ellos".

Contrastando el sereno sentido de hogar que él y su familia demostraron en enero de 2015 cuando The Star los visitó en Las Terrenas, Ventura llegó a sentirse atado y arrastrado y mercantilizado en los meses que siguieron.

El tipo de cosas contra las que cualquier otro adulto joven podría luchar mientras hace su camino fueron amplificadas por su rápido ascenso desde los medios humildes a una estatura en la que muchos tenían un interés en cada uno de sus movimientos.

En el proceso, abrazó a otros que quienes más le conocían no conocían bien y creían que querían manipularlo y aprovecharse de él.

"En la Tierra, no hay amigos... Todos los amigos traicionan", dijo Raúl Hernández, el abuelo de Ventura, sin especificar las ofensas percibidas, sino refiriéndose a los nuevos elementos de la vida de su nieto. Sólo puedes contar con la familia".

Sin embargo, para algunas de las personas más nuevas en su vida, Ventura sólo estaba recibiendo sus alas.

"Eras un águila que salió del nido porque no soportabas tener que pedir permiso para volar o pagar un peaje..." Sobeida Félix, una amiga que se referiría a él como su propio hijo, escribió en un post de Instagram después de su muerte. "Él quería amor y alguien que lo abrazara sin esperar algo de él a cambio. Esa es la verdad. ...

"Y aquí en Puerto Plata... había gente que le ofreció amistad sin esperar nada a cambio".

Nada ilustra y encarna más lo que Ventura había estado enfrentando que la presencia en su vida de Sangiovanni, de 26 años, con quien se casó el 28 de enero de 2016.

A pesar de que ya estaba casada en ese momento.

Ella dijo que el matrimonio anterior era un acuerdo de negocio diseñado para permitir que un estudiante extranjero estudiara en la República Dominicana. Ella ya había pedido el divorcio, dijo, y había asumido que los papeles habían pasado y que ella estaba libre para casarse con Ventura.

"Demandé (por divorcio) en noviembre y nos casamos en enero", dijo. "El caso se cerró después de casarme con Yordano, un mes y medio más tarde".

Aunque la boda fue en la casa de Ventura en Las Terrenas, ningún miembro de la familia inmediata asistió tras las tensiones provocadas por una relación que muchos de los que conocían íntimamente a Ventura desconfiaban desde el principio.

"Para mí, ella tiene la culpa de todo. Ella fue la que lo alejó de mí y del resto de la familia", dijo la madre de Ventura, Marisol, a través de un flujo de lágrimas constantes el miércoles en Las Terrenas. Ella le mintió, le dijo cosas que no eran ciertas.

"Después de que entró en su vida, nunca supe más de él".

En respuesta a esa afirmación, Sangiovanni señaló que la pareja se había separado en julio pasado y añadió: "Si hubiera sido mi culpa, Yordano habría empezado a hablar con su familia en julio".

La relación fue complicada desde el momento en que Ventura y Sangiovanni conectaron en las redes sociales.

Sangiovanni comenzó a comunicarse con Ventura en Instagram en agosto de 2015, días después de una cizaña de Twitter entre Ventura y el jardinero de los Azulejos de Toronto José Bautista, con quien Sangiovanni dijo que solía salir. Ventura y Sangiovanni se reunieron en persona unos meses después, cuando los Azulejos visitaron Kansas City para la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Sangiovanni dijo que Bautista era un amigo de la familia de años antes, cuando él y el hermano mayor de ella jugaron béisbol juntos en la República Dominicana. Ella dijo que vino a Kansas City con su familia en octubre de 2015 para ver a Bautista y los Azulejos jugar con los Reales.

"Cuando salió a verme, me dijo:" Te imaginé de esta manera, pero eres más guapa en persona", recordó Sangiovanni. "Y yo le dije, 'Te imaginé de una manera diferente, pero eres más feo'". Luego me preguntó si yo salía de la ciudad al día siguiente, lo cual era así. Y me pidió que me quedara.

"Se suponía que debía regresar a la República con mi familia, pero él insistió en que me quedara... Se suponía que debía estar en la ciudad siete días. Al día 21, fue cuando me di cuenta de que había perdido mi vuelo... Él dijo: "Bueno, te ibas a ir, pero ahora no te vas".

Cinco días después de la boda, Sangiovanni dijo que sufrió un aborto involuntario de gemelos de los que había estado embarazada de Ventura, quien tenía una hija de 3 años de una relación anterior.

Pronto estuvieron envueltos en el caos.

Desde la casa de Ventura en Surprise, Arizona, seis semanas después – el 15 de marzo de 2016 - Sangiovanni llamó al 911 para reportar una amenaza a Ventura.

Según un informe del Departamento de Policía de Surprise obtenido por The Star, ella le dijo a la policía que dos hombres que ella creía eran de Puerto Rico y Colombia habían venido a la puerta de Ventura más temprano buscando a Ventura.

Según su declaración a la policía, le dijeron que se fuera porque lo iban a matar.

Los dos hombres se fueron, dijo a la policía, pero ella luego "oyó numerosos disparos de afuera".

Cuando Ventura volvió a casa, le contó lo que pasó, dejando a Ventura molesta, según el informe, porque creía que su padre lo iba a matar a raíz de las recientes discusiones que Ventura aparentemente tenía con ella.

"Tanto M. Ventura como Y. Ventura ambos dijeron que creer que el padre de M. Ventura es capaz de matar a Y. Ventura", escribió el oficial en el reporte. "Me dijeron que el padre de M.Ventura es amigo cercano familiar con el presidente de la República Dominicana y que debido a esta relación él puede matar a gente".

Preguntado el viernes sobre qué podría ser esa relación, Sangiovanni dijo que su tío, José Hidalgo Díaz, es activista político en su ciudad natal, Constanza. Su perfil de Twitter enumera su afiliación con el Partido de Liberación Dominicana, el partido político al que pertenece el presidente dominicano Danilo Medina.

La policía informó que Ventura estaba angustiado y llorando en su cama durante la entrevista.

Su investigación no encontró cápsulas fuera de la casa, y los vecinos oficiales dijeron que no escucharon disparos. El sargento Norm Owens, del Departamento de Policía de Surprise, dijo a The Star que sus oficiales no pudieron justificar la amenaza reportada.

Aun así, Ligas Mayores de Béisbol y los Reales fueron alertados. La Policía de Surprise dijo que los Reales enviaron un enlace que trabaja con jugadores dominicanos para quedarse con Ventura mientras trataban de resolver la situación.

Como medida de precaución, la policía realizó un trabajo de seguimiento durante varios días, incluido un "servicio de vigilancia" en la residencia de Ventura el 19 de marzo.

Ese mismo día, Sangiovanni en Instagram publicó una oda a su padre, José Miguel Sangiovanni.

"#MissingYouDaddy #TeAmoJoseMiguelSangiovanni ¡Ojalá Dios en un descuido te hiciera eterno papá!", Escribió en un texto adjunto a una foto de su padre fruncido hasta ella.

Ella le dijo a The Star que más tarde supo que su padre sólo tenía la intención de asustar a Ventura enviando a los dos hombres. Finalmente compartió esa información con Ventura, pero no está claro si informó a la policía.

Ventura no viajó con los Reales en un viaje días después a San Antonio y se dijo que tenía síntomas parecidos a la gripe. Él no lanzó de nuevo en un juego hasta el 24 de marzo.

En algún momento, Ventura pasó unos días en un hospital del área. Sangiovanni dijo que había intentado suicidio al ingerir al menos 10 píldoras de Benadryl y cuatro dosis de otro medicamento y fue llevado al hospital en una ambulancia.

Citando las normas federales de privacidad de los pacientes, los Reales se negaron a comentar.

Un mes después de los incidentes en Surprise, Sangiovanni alegó que Ventura era el blanco de una segunda amenaza en Kansas City.

Alguien - la policía nunca identificó a un sospechoso - vandalizó el Toyota 4Runner de Ventura en el garaje de su complejo de apartamentos en Madison Avenue, cerca de Country Club Plaza.

Un reporte de incidente de la Policía de Kansas City indica que los oficiales observaron neumáticos aplanados, consolas internas rasgadas, un monitor roto en el tablero y el mensaje "Volvemos Por Ti" arañado en la ventana del pasajero delantero.

Todavía no está claro quién lo hizo. Sangiovanni dijo a la policía que descubrió el daño alrededor de las 11 p.m. el 16 de abril, cuando bajó al garaje donde había dejado el 4Runner sin seguros puestos dos días antes.

Después de ver el daño, Sangiovanni dijo que llamó a oficiales de los Reales, que llamaron a la policía. Un detective revisó buscando un video de vigilancia pero no se encontró ninguno.

Dos días más tarde, el caso fue cerrado porque Ventura se negó a procesar, según el sargento Kari Thompson, portavoz de la policía de Kansas City.

La policía dijo que no había indicación en el expediente del caso de que los investigadores de Kansas City supieran de supuestos incidentes en Surprise. Los Reales alertaron a la seguridad de MLB sobre ambos asuntos. No se encontró ninguna prueba de una amenaza creíble.

Aunque las leyes de privacidad impiden que los Reales hablen específicamente sobre lo que hicieron para ayudar a Ventura, se enteraron de las dos amenazas y utilizaron sus recursos fuera del campo y sistema de apoyo para tratar de ayudarlo.

"Estoy en completa paz con todo lo que hicimos para apoyar a Yordano en el campo y fuera del campo", dijo el gerente general Dayton Moore. "Y en esas dos circunstancias, informamos inmediatamente a la seguridad de la Liga Mayor de Béisbol y a la seguridad de los Reales, y se tomaron las medidas apropiadas para apoyar y asesorar y proteger a Yordano".

Cuando era niño, lo único que Ventura realmente deseaba era trabajar junto a su abuelo.

Raúl Hernández abrió una ferretería en Las Terrenas en 1995, y tan pronto como Ventura pudo, estaba afuera apilando bloques de hormigón en la plataforma de un camión de reparto Daihatsu.

Había visto cómo su abuelo se desprendía del terreno de grava lo bastante a menudo para entonces que ya lo conducía cuando tenía 9 años.

"Desde que era un niño", dijo Hernández, "estaba muy motivado".

A lo largo de los relatos de la infancia de Ventura está ese tema singular: La única persona que podía decir a Yordano Ventura lo que podía o no podía hacer era el propio Ventura.

A los 14 años de edad, Ventura abandonó la escuela, en parte debido a un problema con un maestro, se sentía tratado rudamente y en parte para ayudar a su madre económicamente después que su padre se marchó y se trasladó a Alemania.

Ventura tenía 17 años cuando los Reales lo firmaron por $ 28,000 después de una prueba en su academia, y pasó un inusualmente período de 18 meses allí mientras los Reales trataban de darle más cuerpo y disciplina a un niño propenso a hacer todo a la vez muy rápido.

Llegó a Arizona para la temporada de novato en 2010 y se movió constantemente a través de las menores antes de sentirse estancado en la filial de los Reales Clase AAA en Omaha y llamando Marisol con ira y la tristeza.

A los pocos segundos de colgar, le envió una foto de su cara, dos grandes lágrimas en sus mejillas.

No mucho después, Hernández recibió una llamada telefónica de Ventura que empezaba de la misma manera.

Dijo que se marchaba, empacando sus maletas.

Pero esta vez era para las Grandes Ligas, donde hizo su debut el 17 de septiembre de 2013, contra Cleveland, permitiendo una carrera en 5.1 entradas para insinuar un futuro brillante por delante.

Apenas un año más tarde, Ventura fue llamado a lanzar el Juego 6 de la Serie Mundial. La temporada de los Reales estaba en la línea pocos días después de la muerte en un accidente de conducir ebrio de su compatriota y amigo Oscar Taveras y la novia de Taveras.

"Fue increíble ver al chico que llegó con ropa raída, flaco como se puede ser ... transformarse en alguien que estaba a punto de lanzar un decisivo Juego 6 de la Serie Mundial y con un elegante traje Gucci, tan seguro de sí mismo", dijo Báez. Eso es inolvidable.

Con un homenaje a Taveras visible en su gorra, la actuación de Ventura en la victoria de los Reales por 10-0 se convirtió en el momento más orgulloso de su madre.

"Nunca pensé que lo vería en las grandes ligas, lanzando como un hombre", dijo. "Tenía la mente de un niño, pero lanzó como un hombre".

Para cualquier observador, la escena fue igualmente alegre cuando Ventura firmó su extensión del contrato unos días antes de lanzar para los Reales el día de apertura en 2015.

Tras bastidores, sin embargo, su madre ya estaba preocupada por lo que ella percibía como un cambio en su comportamiento.

"Tan pronto como yo llegué para la firma (del contrato), podía decir que algo era diferente, que el dinero estaba empezando a cambiarlo", dijo. "Y le dije: 'No te dejes conducir por el dinero'.

"Él dijo, 'No, no,' que él no lo haría. Pero lo hizo".

Muchos culparon al contrato por lo que vino después.

A pesar de la creencia dentro de la organización de que el Juego 6 había probado su equilibrio, durante semanas Ventura presentó un gran drama casi cada vez que lanzó.

Él actuó con los opositores por tener la temeridad de conectar la pelota contra él, o ser golpeados por sus lanzamientos, y pasó de ser conocido por la competitividad a devenir en desquiciado.

Sería racional que Ventura sintiera que tenía que ganar su contrato o su puesto como el as de los Reales. Pero Báez ofreció otra perspectiva.

Lo que realmente estaba pasando, dijo, fue que después de mantener un perfil más bajo en el campo como novato en 2014, Ventura ahora sentía que podía ser él mismo - lleno de bravuconería y decidido a tomar el comando del plato.

El problema, dijo Báez, es que Ventura no estaba lo suficientemente maduro para saber cómo aprovechar su propia energía y, a menudo, reaccionó exageradamente ante sus propios errores.

A pesar de ser enviado a Omaha a finales de julio, Ventura nunca dejó Kansas City gracias a una lesión de Jason Vargas justo antes de tener que partir. Ventura sacó el máximo provecho de esta segunda oportunidad, compilando 10-3 el resto de la temporada regular y ayudando a los Reales a ganar la Serie Mundial.

Después de la temporada, regresó a Las Terrenas y montó en un camión en un desfile celebrado en su honor.

"Se puede imaginar cómo estaba en ese ambiente", dijo Miguel Gómez, uno de los entrenadores de la adolescencia de Ventura. "Él estaba emocionado. Bajó por toda la calle, saludando a la gente. Fue un momento hermoso".

Fue un momento que desmintió la relación cambiante de Ventura con Las Terrenas. A medida que se acercaba a Sangiovanni, también pasaba más tiempo con amigos alrededor de República Dominicana en lugar de con su familia.

En lugar de conducir a la ciudad con su Jeep personalizado, su amigo Sarante dijo, Ventura llegaba en automóviles modestos y "se metía en su casa con sus amigos y nunca realmente salía".

Entre la aparente ruptura y el encantamiento de Ventura con su vida social, Padilla cree que Ventura por lo menos temporalmente perdió su pasión por el béisbol rumbo a la temporada 2016.

"Sólo comenzó a prepararse para 2016 un mes antes del entrenamiento de primavera; Eso no es lo que funciona", dijo Padilla. "Tienes que empezar 10 semanas antes".

Tal vez uno de los aspectos más angustiosos de la muerte de Ventura es que a pesar de toda esta confusión, por varias fuentes había disfrutado de un nuevo comienzo en los últimos meses.

Su relación con Sangiovanni se había desmoronado a mediados de 2016, reconoció, aunque ella dijo que estaban tratando de reconciliarse.

En su última entrevista conocida, dada a múltiples medios de comunicación en Puerto Plata a finales de octubre, Ventura dijo que era soltero.

Aunque nunca se había reconciliado con su madre, había visto frecuentemente a su abuelo cuando volvía más regularmente a Las Terrenas en esta temporada baja.

También se había dedicado al juego con un renovado celo al tomar una residencia cerca de Santo Domingo y trabajar con Báez y otros en la Academia de Reales. Él estaba emocionado de representar a su país en el Clásico Mundial de Béisbol, dijo Báez, con una búsqueda de un premio Cy Young y la persecución de otro título de la Serie Mundial en la vanguardia de su mente.

"Tenía sentido", dijo Padilla. Podría estar tranquilo; él podría concentrarse en lo que tenía que hacer. Tenía trabajo que hacer.

O, como dijo Báez, "quería estar en paz" y tener cierta distancia para concentrarse en el entrenamiento y no tener que "complacer a todos".

Además, Ventura en el proceso invirtió en Las Terrenas, ya fuera mediante contribuciones en curso a su iglesia de infancia o en programas de béisbol juvenil.

En contra el consejo de algunos, Ventura incluso intervino en el cierre inminente de los negocios de su abuelo después de dos décadas de servir a la ciudad.

Con la operación en riesgo financiero, Ventura compró el negocio familiar.

Lo equipó con tres camiones Daihatsu de modelo más reciente, colocó un letrero con las iniciales YVH de sus apellidos -Yordano Ventura Hernández - en la parte delantera de la tienda y se aseguró de que Las Terrenas siguiera teniendo el apoyo de su familia.

"Hizo mucho con nosotros en muy poco tiempo", dijo su abuelo, ahogando las lágrimas. "Lo más importante fue cuando le vendimos la tienda. ... Él simplemente me ayudó mucho, en tan poco tiempo juntos".

Sin embargo, mientras pensaba en su hijo la semana pasada, Marisol afligía no sólo su muerte sino la distancia que los separaba al final de su vida.

Pensó que tendría tiempo de madurar y que volvería a casa y se arreglarían.

"Nunca volví a verlo, excepto cuando lo trajeron muerto", dijo. "Incluso cuando vivía conmigo, nunca se despedía. Diría: "Nos vemos más tarde". Odiaba decir adiós".

Cinco días antes de la muerte de Ventura, un escucha de los Reales de mucho tiempo lo había visto en República Dominicana y le sugirió que saliera a Arizona temprano para el entrenamiento de primavera.

Pero Ventura estaba trabajando en forma en la academia, tanto que Báez sonrió al recordar una de sus últimas sesiones.

En el modesto comedor de la academia, un radiante Ventura le dijo a Báez: "Me estoy riendo de lo que siento; Nunca sentí que estuviera en tan buena forma".

Mientras Báez hablaba en el vestíbulo de la academia, miró hacia fuera y pensó que estaba atrapando bolas con Ventura.

"Realmente no es tan difícil mantener los recuerdos felices en la vanguardia de mi mente", dijo Báez, sonriendo.

Y así fue como Báez recordó haber visto a Ventura el 21 de enero después de terminar un entrenamiento del sábado, salió a su fin de semana y dijo: "Nos vemos el lunes".

Fotos y videos del festival en Ocoa muestran a Ventura disfrutando de la fiesta alrededor de la plaza del pueblo antes de embarcarse en el viaje que Sangiovanni dijo que ella le había instado a no hacer.

El sitio donde terminó su viaje ahora lleva un pequeño monumento conmemorativo en su honor.

Lo que le obligó a salir en medio de la noche para conducir por un camino peligroso por el que nunca había estado antes puede que nunca se conozca - algo que agoniza aún más a la familia.

"Desde todos los ángulos", dijo el abuelo de Ventura, "hay algo extraño en esto".

Pero tal vez hubo algunas respuestas en lo que Marisol le dijo a un grupo de jóvenes jugadores de pelota en una visita el día después de que su hijo muriera.

Cuando ustedes están jóvenes, ella advirtió, piensan que son indestructibles.

"Un día él me dijo:" No importa lo que me digas, si digo que voy a salir, voy a salir, incluso si me rompo el pescuezo", dijo a los reunidos alrededor de su ataúd. "Les estoy diciendo esto para que se vean en su ejemplo. ... Ustedes son jóvenes. Todavía son niños.

"Ustedes no saben qué camino van a tomar sus vidas"

Yordano Ventura intentó suicidarse en 2016 y fue enemigo de su madre los últimos 11 meses

Yordano Ventura solo tenía 25 años y US$24 millones asegurados cuando murió el pasado 22 de enero en Juan Adrián. Pero su vida fuera del terreno era un caos enorme que solo el último año incluyó el intento de suicidio, enemistarse con su madre por 11 meses hasta su muerte y hubo que llamar al 911 en Arizona por una supuesta amenaza mortal atribuida a una advertencia de su suegro, cercano al Partido de la Liberación Dominicana.

También le pincharon las cuatro gomas de una jipeta y le dejaron el mensaje: "Volvemos por ti". Su etapa escolar terminó a los 14 años cuando tuvo una confrontación con un profesor que consideró lo trató con rudeza y para ayudar a su madre en lo económico, ya que su padre había emigrado a Alemania y lo había abandonado.

En sus 195 libras cargaba tanto peso que llegó a decir: "algunas veces me gustaría todavía ser el chofer de camión de mi abuelo manejando por Las Terrenas y no ser Yordano Ventura".

El periódico The Kansas City Star dedica un extenso reportaje de 146 párrafos, 4,099 palabras con más de una docena de entrevistas adornado con 11 fotos, siete vídeos y un mapa para describir la corta pero tumultuosa vida de este joven que parecía tenerlo todo para convertirse en una leyenda.

María del Pilar Sangiovanni, la esposa de Ventura, relató que el ex lanzador estaba perdido cuando salió de San José de Ocoa rumbo a Constanza (donde ella vivía) la noche del 22 de enero y tenía problemas con el GPS. La última de varias llamadas la hizo a las 4:23 de la madrugada. El Jeep Wrangler en el que murió no era su favorito, sí lo era su jipeta Cadillac, pero había tenido un accidente esa semana y un Toyota Corolla que usaba a menudo no tenía gasolina.

La última vez que habló con su madre fue el 14 de febrero de 2016. La familia no asimiló el matrimonio con Del Pilar, el 26 de enero del año pasado, lo que provocó una rotura, en parte porque esta tenía un matrimonio con un extranjero que ella reconoce era por negocios para que él pudiera estudiar en el país, pero del que se había divorciado en noviembre de 2015. El padre de Ventura vive en Alemania y la persona de su mayor confianza en la familia era su abuelo materno, Raúl Hernández, a quien incluso salvó de la quiebra la ferretería que había fundado en 1995 y les compró tres camiones Daihatsu. Allí manejaba camiones desde los nueve años.

La boda que generó tanta tensión entre Del Pilar y Ventura fue en Las Terrenas, pero no asistieron familiares. Cinco días después del enlace formal sufrió un aborto de mellizos.

"Para mí ella tiene la culpa de todo. Ella fue la que lo alejó de mí y del resto de la familia. "Le mintió, le dijo cosas que no eran ciertas. Después de que entró a su vida nunca volví a oír hablar de él", dice Marisol Hernández, madre del pelotero, algo que la esposa rechaza, ya que en julio último la pareja se separó de forma parcial y la relación con sus familiares no cambió.

Del Pilar relata que en marzo de 2016 Ventura fue hospitalizado en Arizona (donde los Reales tienen su campamento de entrenamientos) en intento de suicidio consumiendo un exceso de un medicamento. Tomó 10 pastillas Bernadryl (un sedante sintético que se usa para conseguir el sueño) y cuatro dosis de otro medicamento y fue llevado al hospital en ambulancia.

Pero fue una relación complicada desde que comenzó. Del Pilar dijo que comenzó a comunicarse con Ventura en agosto de 2015, días después de una disputa entre este y José Bautista en Twitter. La joven, de 26 años, le dijo al The Star que acostumbraba a salir con Bautista, ya que era un amigo de su familia por años puesto que un hermano de ella y el guardabosque de los Azulejos jugaron juntos en el país. Conoció a Ventura en persona en Kansas City en la Serie de Campeonato de 2015 cuando los Azulejos jugaron con los Reales y ella fue a ver a Bautista.

El 15 de marzo de 2016, en la casa de Ventura en Surprise, Arizona, Del Pilar llamó al 911 para reportar una amenaza contra el lanzador. En el reporte policial la joven dijo que un hombre que ella entendía era puertorriqueño y otro colombiano fueron a buscar al atleta y les dijeron a ella que saliera porque iban a matar a Ventura y luego escuchó disparos. Al regresar el atleta y conocer la noticia sospechó del padre de Del Pilar, en venganza por altercados recientes entre la pareja.

El reporte dice que el padre de Del Pilar es familiar con cercanos al presidente de la República Dominicana y por esa relación "puede matar personas". El vínculo real es el tío, José Hidalgo Díaz, un activista peledeísta en Constanza. Pero las investigaciones no encontraron las balas que la joven dijo haber escuchado.

Sin embargo, dijo que luego supo que su padre solo quiso intimidar a Ventura al enviarle los dos hombres.

Un mes más tarde, Ventura fue objeto de otra amenaza en Kansas City cuando su Toyota 4Runners le pincharon las cuatro gomas en el garaje de su apartamento en un exclusivo condominio, además de ocasionarle roturas en el interior del vehículo con un mensaje en la ventana del frente que decía en español: Volvemos por ti".

Entre sus allegados, ganar la Serie Mundial en 2015 y el contrato que firmó cambió la personalidad de este lanzador, que se ilusionaba con lanzar con la República Dominicana en el Clásico Mundial de Béisbol y decía a entrenadores en la academia de Kansas City en Guerra que se sentía en las mejores condiciones de su carrera.

"Nunca lo vi otra vez, excepto cuando lo trajeron muerto. Aun cuando vivía conmigo nunca decía adiós. Diría, 'te veo más tarde'. Odiaba decir adiós", dijo la madre.

JUAN ADRIÁN, República Dominicana - Ascendiendo en las nubes, abruptamente bajando en espiral y tejiendo a través de llanuras llenas de cráteres inundados, el camino de 30 millas de San José de Ocoa a Juan Adrián es ampliamente conocido por ser traicionero.

En esta Semana Santa

puntasalinas

Más Deportes

Westbrook establece récord de triple-doble

Westbrook establece récord de triple-doble

OKLAHOMA CITY.- El base del Oklahoma City Thunder, Russell Westbrook,

Juramentan nueva directiva de ABOCOA

Juramentan nueva directiva de ABOCOA

Email: noticias@ocoaenred.com
OCOA- La Asociación de Baloncesto de San José de

Estados Unidos campeón del Clásico Mundial de Beisbol

Estados Unidos campeón del Clásico Mundial de Beisbol

Nadie dijo que para coronarse había que terminar de manera invicta. Bastaba con

 

cOnecta con nuestras redes

ocoaenred facebookocoaenred twitter
ocoaenred youtubeocoaenred rss

Main Menu